Con el invierno llegan las condiciones meteorológicas adversas: el frío, la nieve, el viento seco y helado, la poca humedad en el ambiente… y además los constantes cambios de temperatura en los que se pasa del frío del exterior al calor seco del interior de las casas y establecimientos.

Todos estos factores agresivos afectan a nuestra piel, sobre todo a la de nuestro rostro, que está constantemente expuesta. Así, por un lado, el aire frío, seco y con poca humedad contribuye a la deshidratación de la piel, y por otra,  para combatir el frío los vasos sanguíneos bajo la epidermis se contraen para mantener el calor, lo que hace que se reduzca la circulación sanguínea y que la piel reciba menos oxígeno y nutrientes. Las consecuencias pueden ser que la piel se vuelva pálida y frágil, pudiendo aparecer sequedad, tirantez, grietas y aspecto envejecido.

Desde Ella Baché os proponemos nuestra receta de belleza Hydra Repulp, un tratamiento de hidratación y revitalización a medida, que revitaliza las pieles más deshidratadas en cualquier condición climática gracias a la esencia hialurónica. El resultado será una piel rehidratada, tersa y radiante.

Con este tratamiento, disfrutarás de nuestro ritual de bienvenida, que incluye un masaje de espalda trapecios y nuca, también desmaquillaremos tu piel, la limpiaremos cuidadosamente, la exfoliaremos y la tonificaremos, te aplicaremos nuestra mascarilla rica en polvo de avellana, que te llenará de vitaminas y minerales y utilizaremos la Esencia de Agua Refrescante como bruma tras la mascarilla, que mantendrá el agua en los tejidos.