El alga espirulina es un tipo de organismo unicelular con asombrosas propiedades nutricionales y medicinales. Es uno de los llamados “superalimentos” más consumidos, y tradicionalmente fue utilizada en América y China como remedio para distintos tipos de afecciones.

Contiene un 65% de proteínas de asimilación óptima por nuestro sistema digestivo, y todos los aminoácidos esenciales y no esenciales para el organismo humano. Aporta 220 nutrientes vitales, como minerales (calcio, hierro, manganeso, fósforo, potasio, zinc…), vitaminas (betacaroteno o vitamina A, vitamina B12, B1, B2, B3, B5, B6 y E), antioxidantes, ácidos grasos esenciales Omega 6, fibra, enzimas, clorofila, etc…

La clorofila y ficocianina que posee el alga renuevan los tejidos, estimulan el sistema inmunitario y previenen enfermedades degenerativas de la piel, sus propiedades de óxido-reducción y su actividad estimuladora de los fibropiastos la convierten en un elemento ideal para tratamientos nutritivos del cutis y como antiarrugas.

Ella Baché incorporó la Spirulina Máxima en sus productos y tratamientos revolucionando así el tratamiento de las arrugas y la firmeza de la piel. La Línea Spirullines de Ella Baché trata las marcas de expresión, las alteraciones en la red de colágeno y elastina de la piel y los daños genéticos debidos al paso del tiempo llenando las pieles con carencias y estropeadas, regenerándolas, reafirmándolas y aportándoles nueva calidad y consistencia a los tejidos.

ESTA CREMA LA ENCONTRARÁS EN GABRIELLA ÁLVAREZ.

Publicado: 15 de Mayo de 2016